Do you live in Benton, Lincoln, or Linn County?

Se puede. Controlé el dolor con seguridad.

Hay muchas opciones para tratar el dolor crónico. La terapia física, la acupuntura, la quiropráctica o la terapia manual son más seguras y pueden ser más eficaces que los analgésicos recetados.

No está solo

Millones de estadounidenses sufren de dolores crónicos debido a lesiones, condiciones médicas y otros motivos. Para controlar el dolor y tomar el control de su vida efectivamente es importante que entienda su dolor, que reciba apoyo y que siga un tratamiento activo y seguro.

Entender el dolor y el tratamiento analgésico

Los médicos categorizan el dolor de diversas maneras. En un nivel elevado, una forma habitual de separar los diferentes tipos de dolor es distinguir entre el dolor “agudo” y el dolor “crónico”.

El dolor agudo se presenta de modo repentino y tiene una duración limitada. A menudo está relacionado con daño en los músculos, los huesos o los órganos. Puede producirse a raíz de una lesión o como consecuencia de una serie de eventos específicos.

El dolor crónico, por el contrario, tiene una mayor duración y generalmente muestra cierta resistencia al tratamiento médico. Las causas citadas con mayor frecuencia para el dolor crónico incluyen lesiones recurrentes en el lugar de trabajo, artrosis y fibromialgia, y estilos de vida sedentarios.

Existen distintas causas del dolor, y cada persona es única. Ya sea usted o un ser querido quien sufre de dolor, el primer paso hacia un plan de tratamiento exitoso es consultar a un médico y obtener un diagnóstico preciso.

Elabore un plan de recuperación activa

Una vez que tenga una idea de la causa del dolor, puede comenzar a crear un plan para tratar su dolor que lo ayude a recuperar el control de su vida.

Hay muchos tratamientos disponibles, desde analgésicos hasta acupuntura y terapia cognitivo-conductual. El conocimiento es poder, así que sepa cuáles son sus opciones; luego, consulte a su médico o a un especialista en analgesia para elaborar un plan de recuperación activa que se adecúe a sus necesidades.

Opciones de tratamientos analgésicos

Una vez que haya encontrado a un médico de confianza, hable con él acerca de tratamientos analgésicos alternativos. Trabaje con un especialista y su red de apoyo (su pareja, amigos, familiares, una organización local o un grupo de apoyo) para elaborar un plan de recuperación activa.

Lleve un estilo de vida saludable

El método más eficaz para reducir el dolor a largo plazo consiste en llevar un estilo de vida saludable.

Comience por reconocer que el cuerpo humano es un conjunto de sistemas interrelacionados, y asegúrese de cuidar de usted mismo. Esto significa que debe intentar:

  • dormir bien por la noche;
  • hacer ejercicio con regularidad;
  • alimentarse de forma sana;
  • tratar activamente la ansiedad y la depresión; y
  • eliminar de su estilo de vida cualquier actividad que incremente su nivel de dolor.

El tratamiento médico, como los analgésicos de venta con receta (opioides), son importantes en el tratamiento del dolor crónico, pero siga siempre las indicaciones de su médico y no dependa de la medicación para curar el dolor a largo plazo.

Busque ayuda local

El sitio web presenta muchos recursos disponibles en los condados de Benton, Lincoln y Linn. Haga clic en los enlaces que figuran a continuación para obtener más información:

» Actividades y clases

» Grupos de apoyo locales